Contigua a la Sala de los Tapices, esta sala está dedicada a las exposiciones temporales. Además de las 95.000 figuras que integran la colección permanente del Museo, nuestros almacenes acogen en torno a millón y medio de piezas, de las más variadas temáticas, tipos y fabricantes.

Esta sala muestra, de manera periódica y a través de exposiciones de temática muy diversa, aquellos fondos que no se encuentran en exposición permanente. “La primera Guerra mundial”, “Una Historia Americana” o “Soldados del Imperio” son algunas de las exposiciones que han visto la luz en esta sala. En su pasado como casa señorial valenciana, la sala de exposiciones temporales se correspondía con el fumoir, espacio destinado únicamente a los hombres que, tras la comida, se retiraban a fumar cigarros, una actividad entonces asociada al lujo y a lo exclusivo.

El fumoir se convirtió en un espacio habitual durante el siglo XIX en las residencias de la aristocracia y alta burguesía. También era un reflejo de la división social entre hombres y. mujeres, pues este espacio estaba reservado a los encuentros masculinos en los que la mujer no podía participar.