La Sala de la vida cotidiana es uno de los varios ejemplos de que en el museo L’Iber no todos los soldaditos representan escenas bélicas. Las miniaturas de esta sala van más allá de la historia de los acontecimientos para entrar en la de los mitos y los simples hechos de cada día.

El cómic en miniatura con Tintín, Lucky Luke, Asterix y Obelix, Spirou, Mortadelo y Filemón, Mafalda, Corto Maltés, los personajes de Tardi, el Principito y muchos más héroes apreciados por niños grandes y pequeños.

El cine con sus personajes de Disney, los clásicos como Charlot, Drácula y Lawrence de Arabia, los modernos superhéroes de Marvel con los 4 Fantásticos y los vengadores a la cabeza, o el cine más actual con Neo de Matrix, Predator, Terminator y Robocop que admirará a los nuevos cinéfilos.

La vida cotidiana más usual aparece en la Sala de la vida cotidiana con sus oficios de panadero, pastelero, carnicero etc… Los años 70 y la cultura Pop. El pintor y su obra descubre a Van Gogh, Gauguin y Cézanne.

Los deliciosos figurines de moda de la marca Pixi presentan las creaciones de los iconos de la alta costura como Balenciaga, Yves Saint Laurent o Jean Paul Gaultier.

Esta sala se completa con una antigua y rara granja de Britains y con otra escena de época de la Guerra de Independencia americana con su taberna, calle y granja. Además podemos admirar una gran plaza de Londres de principios de siglo y una gran composición de la Inglaterra de Dickens.

En la Sala de la vida cotidiana conviven muchas marcas de figuras tales como Pixi, CBG-Mignot, Britains etc…