Desde el Jurásico hasta el final del Paleolítico, las miniaturas de l’Iber recrean en la Sala de la Prehistoria varios momentos de éste período de nuestro planeta, de su fauna y de la humanidad a través de sus pasos más significativos.

Se inicia con la época Jurásica y sus Dinosaurios: la lucha por la supervivencia del Triceratops defendiendo de las fauces del Tiranosaurus Rex, la vida en el mar con Estegosaurio y el Ictiosaurio, los dinosaurios voladores o Pterosaurios etc…

Avanzamos en el tiempo mostrando a diversos mamíferos prehistóricos anteriores a la aparición del hombre. La sala de la prehistoria muestra asimismo la evolución humana con especial atención a la antropología.

Llegado el final del período Paleolítico los hombres debieron luchar por su supervivencia. La caza del mamut, la lucha contra el oso cavernario y la vida cotidiana en el período magdaleniense europeo representan como nuestros antepasados afrontaron la época glaciar.

Una espectacular maqueta de la caza de caballos inspirada en las pinturas del Arte Rupestre Levantino coronan esta sala. Una pintura mural nos enseña una de las primeras representaciones de la guerra de la raza humana: la Comunidad Valenciana tiene el dudoso honor de albergarlas.

Toda la Sala de la Prehistoria ha sido realizada con piezas de Starlux, uno de los primeros fabricantes franceses en plástico duro; con piezas de Facan (marca propia del Museo l’Iber), de ADV modelos más tarde comprados por Nemrod, kits de Airfix, Matchbox y Tamiya.