Corpus

En esta sala de expone una representación en figuras de plomo en miniatura, de la procesión del Corpus Christi de Valencia de 1800.

En 1913 Fray Bernardo Tarín de Juaneda, procurador y archivero del Real Colegio del Patriarca de Valencia, realizó un rollo de láminas pintadas con acuarela que representaban dicha procesión.

En 1980 el coleccionista y empresario D. Álvaro Noguera,   para ampliar su ya extensa colección de soldaditos de plomo encargó la realización de dicha obra en miniatura al “maestro soldadero” valenciano D. Vicente Juliá. Éste, a través de su marca Chauve, realizó una procesión de 1.216 figuras de 45 mm. en la cual están representados los gremios profesionales de la ciudad como los zapateros, sogueros, cerrajeros, hojalateros, molineros, curtidores y pelaires, las órdenes religiosas, las parroquias y personalidades.

Por supuesto esta pieza muestra los famosos gigantes y cabezudos, el baile de la Moma, la custodia, las águilas, los personajes bíblicos y todos los elementos que la Asociación Amics del Corpus ha rescatado para que hoy en día la procesión se realice según los cánones antiguos.

En la misma sala también podrá admirarse la cabalgata de la Cridá o Cabalgata del Convite, preámbulo matutino de la procesión de la tarde. Está formada por 131 piezas de 15 mm. que representan entre otros “les dancetes”, els caballets y la degolla.

Finalmente la sala se completa con una procesión del Corpus Christi en soldadito plano alemán de la marca Kovar  de 406 figuras, así como otra procesión francesa de CBG-Mignot de 150 figuras de 54 mm.

La capilla dominada por una talla de la Virgen de los Desamparados cuenta asimismo con una talla de San Antonio Abad que actualmente está expuesta en la Luz de las Imágenes en la Iglesia de San Martín de Valencia y que pronto volverá al Museo.

La procesión del Corpus Christi es una fiesta de la Iglesia Católica que celebra la Eucaristía, instituida el año 1264 por el Papa Urbano VI (bula “Transiturus de hoc mundo”). Se celebraba en jueves 60 días después del Domingo de Resurrección, pero actualmente se realiza en domingo. En 1355 se celebró en Valencia la primera procesión por iniciativa del obispo Hugo de Fenollet y está considerada la “festa grossa” de la capital.

Consta de tres partes: el “Traslado de las Rocas”, la “Cabalgata del Convite” y la “Procesión del Corpus”.

La “Procesión” se celebra la tarde del domingo, y comienza con el desfile de “Las Rocas”, “los Gigantes” y “las Danzas”. Tras el volteo de las campanas del Miguelete la procesión inicia su recorrido más solemne con la Senyera flanqueada por los Estandartes, dando paso a personajes del Antiguo Testamento, las parroquias, los gremios profesionales, el Ángel Custodio y los Heraldos, los Evangelistas, las Águilas, los “Cirialots”, etc.